Era el año 2013 cuando mi viaje por Japón me llevó a las ignotas islas Ryukyu (Okinawa, vamos). Estuve algunos días en la isla principal, concretamente en su capital, Naha. Tras mucho callejear y pasar por la zona, un día topé con un restaurante curioso: estaba encima de un árbol.

No tuve la ocasión de parar a comer allí, y por lo visto, nunca la tendré; me he enterado recientemente que fue desmantelado en 2015. Así pues he decidido honrar su recuerdo dejando constancia en este blog de su existencia pasada.

Restaurante encima de un árbol

Este curioso restaurante construido encima de un árbol está cerca del aeropuerto de Naha yendo por la autopista 58. el árbol se trata de un Gajumaru, también conocido como Banyan, y pertenece a la familia de los Ficus.

El visitante que se aventuraba a comer en él, debía subir por unas escaleras espirales. El restaurante tenía un cariz más natural y antiguo, que te hacía entrar en otro mundo y tiempo. Poetismos aparte, lo que es indiscutible eran las vistas: la ciudad al completo y el precioso puerto de Naha más allá.

Vistas desde el restaurante

Hay muchos bulos por internet de que el árbol sufre y de que es una falta de tacto construir un restaurante encima; sin embargo, el árbol era falso. Así pues, aunque han quitado el restaurante y el árbol, no debería haber problemas con los ecologistas.

Y más les vale; según la mitología de Okinawa en los Gajumaru viven unos pequeños duendes llamados Kijimuna. Dicen que los Kijimuna sólo pueden ser vistos por niños de corazón puro. Si vais a Okinawa veréis carteles con imágenes de Kijimuna en muchos lados, sobre todo en zonas boscosas donde hay gajumarus, aunque no abundan tanto como los Shiisaa.

Gajumaru con un Kijimuna

Y es que aunque esta maravilla ya no esté en Okinawa, podréis encontrar muchas más, especialmente si os aventuráis a coger los autobuses que van por la isla y visitáis sus castillos y ruinas. Se trata de una región del país única en muchos aspectos, y todavía por descubrir...


Comments

comments powered by Disqus