Para aquellos que no conozcáis las gyozas, se trata de la versión japonesa de las empanadillas chinas. Muchos de los restaurantes asiáticos -o con inspiración asiática- ofrecen una versión de las mismas, y es un entrante que merece la pena probar, aunque si lo hacéis alguna vez, vais a repetir.

Gyoza casera - empanadillas japonesas

Como son relativamente fáciles de hacer, suelen ser un añadido habitual a mis obentos, y más de un compañero de trabajo que las ha probado, se ha quedado encantado. Hoy quiero compartir la receta con vosotros.

Ingredientes (para 50 gyozas)

  • 1 paquete de pasta para Gyoza (50 piezas aprox)
  • 400 gramos de carne de cerdo picada
  • 150 gramos de col china
  • 50 gramos de cebolleta
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharada de maicena
  • un poco de aceite de sésamo

Para la salsa

  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1,5 cucharadas de vinagre de arroz
  • un poco de aceite de sésamo

Elaboración

  1. Picamos la cebolleta y la col china. Las reservamos para luego.
  2. En un bol ponemos el cerdo picado, el ajo, el jengibre, las salsa de soja, la sal, el azúcar, la maicena, el aceite de sésamo y lo mezclamos todo bien hasta que quede pegajoso.
  3. Añadimos la cebolleta y la col china y lo volvemos a mezclar.
  4. Lo cubrimos con un film y lo dejamos en la nevera unos 20 minutos.
  5. Para rellenar cogemos una pieza de pasta para Gyoza y en el centro ponemos una cucharadita de nuestro relleno, mojamos con los dedos la parte exterior de la pasta, la doblamos por la mitad y vamos cerrándola con los dedos. Yo hago desde la mitad, 3 pliegues a cada lado, aunque también podéis empezar a plegar por un lado y terminar en el otro. Para terminar, presionamos un poco los pliegues para que no se abran.
  6. Mientras vamos haciendo el resto, las ponemos en un plato y las cubrimos con un trapo húmedo para que no se sequen.
  7. Para cocinar, en una sartén extendemos un chorrito de aceite vegetal y ponemos nuestras gyozas. Cuando estén tostadas por la base, les añadimos un chorrito de aceite de sésamo y ponemos agua para cubrir bien todo el fondo. Yo además le añado a éste agua una cucharadita de maicena para que se forme una costra crujiente en la base.
  8. Tapamos la sartén y dejamos cocinar hasta que se evapore el agua, tardará entre 8 y 10 minutos.
  9. Mientras esperamos preparamos nuestra salsa, en un bol pequeño mezclamos la salsa de soja, el vinagre de arroz y un poco de aceite de sésamo, removemos bien y ya está lista.
  10. Una vez se ha evaporado el agua de la sartén, las gyozas quedarán tostadas y crujientes en la base y bien cocinadas pero más blanditas por arriba, las ponemos en un plato y ya están listas para comer, acompañadas con nuestra salsa.

Comments

comments powered by Disqus