El otro día estaba yo en casa, y en la televisión se veían vídeos de youtube, ya que mis sobrinos los habían puesto para ellos mismos. Las recomendaciones siguieron pasando, hasta llegar a un vídeo en donde entierran coches de juguete en gelatina, usando un molde redondo y gelatina naranja.

Eso me iluminó: ¿y si juntara las dos semiesferas con unas estrellas rojas dentro? ¡Bolas de dragón!

Así pues me puse a buscar ideas por internet, para ver con qué podía hacer las estrellas interiores. El resultado no podía ser otro: todo está inventado en los bajos fondos de internet.

Os dejo el vídeo, que demuestra que quedan muy vistosas y no son difíciles de hacer. Estoy segura que mis sobrinos las van a disfrutar mucho.

Itadakimasu!


Comments

comments powered by Disqus