Finalmente y muy a mi pesar, la enfermedad ha podido conmigo; en pleno julio y al principio de un fin de semana. Tras un periodo de baja laboral, y ya pensando que esta semana no habría artículo, voy a hablar del uso de las mascarillas quirúrgicas en el país nipón.

Chica con mascarilla

Recuerdo cuando después del terremoto de Tohoku y el caos de Fukushima, en las noticias mostraron imágenes de la gente caminando por Tokio con mascarillas quirúrgicas mientras, en un tono de periodismo amarillista que me avergonzó hasta límites insospechados, afirmaron que la gente llevaba mascarillas por miedo a la contaminación y radioactividad de Fukushima. Toma ya.

Historia del uso generalizado de mascarillas

Como explica nippon.com, la cultura de la mascarilla de Japón comenzó en 1918 durante una pandemia de gripe española que mató entre 257.000 y 481.000 personas. Desde entonces, las ventas han seguido aumentando año tras año. Hoy en día, los fabricantes de mascarillas del país producen miles de millones de mascarillas quirúrgicas al año.

Durante la pandemia de la gripe en 2009, aún más japoneses empezaron a usar mascarillas. En los meses siguientes, algunos se acostumbraron a llevarlas aunque no estuvieran enfermos, porque les gustaba que ofrecieran un escudo de privacidad similar al de las gafas de sol. A otros les gustaba cómo las mascarillas hacían que sus rostros parecieran "más pequeños" y pusieran énfasis en sus ojos.

Así que lo que empezó siendo una necesidad de salud, con un marketing adecuado, se quedó como una de las más entrañables costumbres japonesas. Según una encuesta de 2011 realizada en Shibuya (Tokio), de 100 jóvenes japonesas que llevaban mascarilla, 31 lo hacían para lucirlas.

¿Por qué los asiáticos usan mascarillas?

Quizás en algún momento, hemos tenido la curiosidad de saber por qué en distintos países asiáticos, los habitantes utilizan mascarillas de hospital mientras caminan en lugares públicos.

Salud

Pues bien, la razón principal es la salud. Las personas asiáticas son muy consideradas con sus vecinos, por lo que si están enfermos suelen cubrirse la boca y nariz con este tipo de mascarilla, y de esta forma no contagian a la gente sana.

Si enfermabas, lo más educado que podías hacer era ponerte una mascarilla para que otros, especialmente en centros urbanos, no se contagiaran lo que tenías.

Por otro lado, son una medida de protección. Si no quieres enfermar, especialmente cuando llevas a tu hijo al médico o es temporada de gripes, te pones una mascarilla.

En el caso de Japón, además del motivo expuesto, hay otro que influye bastante. Los japoneses son muy alérgicos al polen, por lo tanto cuando llega la primavera es recomendable usar estas mascarillas y evitar algún problema.

Otro factor que influye mucho en el uso de este tapaboca es la contaminación, sobre todo en ciudades grandes como Tokyo, Seúl y Pekín.

Japoneses con mascarillas

Privacidad

Pero la cultura de las mascarillas va más allá de eso. Los famosos, por ejemplo, a menudo llevan mascarilla en público para pasar desapercibidos y llevar una vida normal.

Por esa misma razón, los estereotipos japoneses dicen que los ladrones llevan mascarillas quirúrgicas y gafas de sol para ocultar su identidad. Algunas tiendas no permiten que la gente entre con ninguno de estos complementos (o con un casco de moto, por el mismo motivo).

Moda

Finalmente, con el paso del tiempo, el uso diario de estas mascarillas, se ha convertido en una idea, de la que los profesionales de marketing pueden sacar provecho. Por eso, se venden con diseños, de diferentes tamaños y confeccionadas con diversos materiales. Al año se venden millones de mascarillas en toda Asia. Así que es todo un negocio.

Mascarillas como moda

En Japón, muchos consideran que tener una "cara pequeña" es una característica deseable (y que tener una cara grande es lo contrario). Y así fue como aparecieron las "mascarillas para lucir", que también filtran el aire como todas las demás.


Comments

comments powered by Disqus