Los campos de té ofrecen unas vistas espectaculares independientemente de la temporada. Sin embargo, mantenerlos conlleva un trabajo. Dependiendo de la estación, los agricultores deben desempeñar una serie de tareas que les permiten obtener un té de una calidad sublime, para que los consumidores podamos disfrutar de esta gran bebida.

Estas vistas nos deleitan durante todo el año. Durante la primavera, el verde vivo, las filas bien cuidadas de las plantas del té se ven hermosas con el sakura como segundo plano. El clima caliente de verano indica el momento adecuado de la cosecha. El follaje de otoño proporciona un contraste entre los tonos de rojo y verde. Tal como llega el gélido frío de invierno, uno podría tener la suerte de tener una visión del campo cubierto de polvo de nieve.

La belleza de estos campos se puede atribuir al trabajo duro de los agricultores que supervisan el mantenimiento de las plantas. He aquí un breve resumen de los procesos agrícolas cada temporada:

Calendario de los campos de té

Primavera

El comienzo de la primavera significa que los brotes nuevos aparecerán pronto.

Marzo

Las hojas de té que sobrevivieron al invierno se cosechan para producir kyobancha. El control de plagas se inicia en algunos campos de té.

Abril

Los nuevos brotes aparecen en las plantas de té. Dependiendo del tipo de té, los campos también pueden ser sombreados hacia final del mes. El sombreado es una parte esencial para la producción de gyokuro, kabuse sencha y matcha.

Mayo

A partir de abril las hojas necesitan 40 días para crecer. La primera cosecha comienza durante este mes, donde sólo se recolecta una capa delgada (5cm-8cm) de las hojas jóvenes. Se lleva a cabo en los campos tanto la fertilización como el control de plagas.

Verano

La parte superior de los nuevos brotes fue cosechada en primavera. La capa inferior de hojas nuevas, más algunas de las viejas hojas de invierno a la izquierda serán cosechadas durante esta estación

Junio

La capa media de la planta de té se recolecta como yanagi bancha. En comparación con los brotes nuevos en la cosecha de primavera, las hojas de esta cosecha son ligeramente más grandes y más gruesas. La cosecha de esta capa de hojas también prepara el árbol para un próximo regadío de agua 40 días después.

Julio

Una nueva capa de brotes crece después de la cosecha anterior. Las hojas contienen menos nutrientes ya que la mayoría de los componentes de las plantas de té se usaron durante la primavera.

Agosto

Se llevan a cabo de nuevo tanto la fertilización como el control de plagas en los campos. También se eliminan las malas hierbas. Los agricultores cortan los lados de los arbustos para que las plantas estén más expuestas a la luz solar y también para que el fertilizante sea más eficaz.

Otoño

Los agricultores están comenzando poco a poco la preparación de los campos para el invierno. La cosecha de otoño comienza en octubre.

Septiembre

En los campos se lleva a cabo otra ronda de fertilización y control de plagas.

Octubre

¡La cosecha del otoño comienza! Como ha habido tres cosechas, las plantas de té son notablemente más altas.

Noviembre

La cosecha continúa hasta el comienzo de este mes. La parte inferior de la planta se cosecha para matcha de grado culinario. Se aplica otra ronda de fertilizantes a los campos.

Invierno

La última cosecha concluye en noviembre. El invierno es una temporada tranquila para la producción.

Diciembre

La mayoría del trabajo gira entorno a la preparación de los campos de té para la primavera. La uniformidad de los setos no sólo es esencial para la estética, sino también para el crecimiento de los nuevos brotes. La poda de las plantas de té se realiza durante este mes para lograr esta uniformidad. En este proceso, se utiliza una máquina de corte para cortar una fina capa de hojas en la superficie de las plantas de té para dar espacio para los brotes nuevos.

Enero / Febrero

Se añade fertilizante orgánico a la tierra. Las plantas de té están inactivas hasta febrero. El agricultor corta las ramas de los árboles circundantes para aumentar la exposición al sol y prevenir las heladas.

El mantenimiento de los campos de té requiere paciencia y trabajo duro; sin embargo la sonrisa que trae una taza de té recién hecho vale la pena el más mínimo esfuerzo en la producción del té. La satisfacción y la felicidad que el té trae, son recompensas para los agricultores.


Comments

comments powered by Disqus