Aquellos que habéis estado en Japón habéis visto sin duda grandes pilas de agua en las entradas de un santuario sintoísta. Sin duda son muy bonitas, pero no están ahí porque si; cumplen una función muy concreta, y es la de purificarse antes de entrar en las instalaciones sagradas colindantes.

En el idioma japonés, la palabra correcta para esta ceremonia de purificación ritual, o ablución, se llama temizu. Su función es la de despojarnos de toda maldad y contaminación. Es un ritual propio de los santuarios sintoístas, aunque se puede encontrar también en algunos templos budistas, a pesar de que el método de purificación más común en estos se basa en el uso de incienso.

En la pileta de agua, llamada temizuya o chozuya, siempre vais a encontrar varios cucharones y uno o más chorros de agua. La idea es que los visitantes se lavan las manos y la boca para purificarse antes de seguir con su visita.

Temizuya del santuario Fushimi Inari

Los japoneses aprecian los gestos de acercamiento a su cultura, así que podemos quedar muy bien si ejecutamos correctamente esta ceremonia, que de por si no es difícil. Basta con seguir unos simples pasos.

La ceremonia de ablución es bastante sencilla, simplemente tenemos que seguir estos pasos:

  • Cogemos el cucharón con la mano derecha, lo llenamos del agua pura que cae del surtidor y nos echamos un poco de agua a nuestra mano izquierda para limpiárnosla.
  • Acto seguido, repetimos el proceso, pero invirtiendo las manos; llenamos el cazo con la mano izquierda y limpiamos la derecha.
  • Llenamos de nuevo el cucharón de agua y tomamos un pequeño sorbo; la idea es que purificamos la boca, en representación de todo el cuerpo, simbólicamente hablando. Otra opción es beber el sorbo de la mano izquierda, previo vertido del agua en la misma; este gesto requiere volver a purificarla.
  • Como último paso, se pone el cucharón de forma vertical, purificando su mango con el agua que fluye del surtidor. Solo queda dejar el cucharón de nuevo en el temizuya, boca abajo.

Muchos santuarios tienen un cartel con dibujos e instrucciones para completar el ritual de forma adecuada. Ante la duda, podéis actuar por imitación.

Instrucciones de Temizu

Y recordad: el agua del temizuya no es para beber.


Comments

comments powered by Disqus