Hace ya algo mas de una semana del esperado lanzamiento de Pokemon Go en Japón. Como no podía ser de otra forma, los japoneses -que ya eran los gamers de móvil por excelencia- se han volcado en el nuevo juego basado en la famosa saga de animación que todos conocemos.

Hasta el momento era común ver a muchos japoneses jugando en el móvil en el tren, de camino al trabajo o a su casa; esto si no iban durmiendo, claro. Está claro que no pierden el tiempo, y se dedican a invertir el tiempo perdido en desplazamientos "matando el mono".

Sin embargo, debido al requisito del juego es difícil jugarlo en movimiento, así que el comportamiento de los japoneses se ha visto radicalmente modificado; solo hay que caminar por las calles de Tokio, sus parques o estaciones para alucinar en colores: hay mucha gente, y es raro ver a alguien que no esté jugando a Pokemon Go.

Se dice que en el parque Shinjuku Gyoen es fácil encontrar y capturar a Pikachu. Como se trata de un pokemon difícil de conseguir en el resto de zonas de Tokio, se trata de un reclamo para una muchedumbre sin fin. Incluso los que pasaban casualmente por la zona sin intenciones, paran en el parque.

Pokemon Go Shinjuku Gyoen

De hecho, ir al parque es un curioso espectáculo para la vista; prácticamente todo el mundo está mirando la pantalla de su smartphone. De repente, alguien encuentra un pokemon y todo el mundo se para a capturarlo.

Otros parques de Japón también son objetivo de gentíos similares, por el mismo motivo. El mas concurrido de todo Japón es el parque de Tsuruma, en Nagoya. Se dice que allí se pueden encontrar Gyarados.

El caso McDonalds

Las cadenas comerciales no han tardado en aprovechar el filo que la expectación generada ha abierto. Tal es el boom que se ha desatado que los directivos de McDonalds han decidido explotarlo.

La compañía de hamburguesas ha llegado a un acuerdo de colaboración con Nintendo y con la compañía creadora Niantic para convertir 2900 de sus establecimientos de comida rápida en gimnasios y pokeparadas.

Pokemon Go McDonalds

El efecto ha sido inmediato; las acciones del gigante de comida rápida se han disparado en la bolsa de Tokio, y la compañía se ha revalorizado. Esto representa su mejor resultado en los últimos 15 años en el país nipón, momento en el que abrieron las sucursales japonesas.

Para añadir mas énfasis en la maniobra, puedes pedir un Happy Meal con figuras de pokemon, con lo que la afluencia de público se ha multiplicado enormemente. Los jugadores son atraídos a los establecimientos por la aplicación, debido a la aparición de pokemon mas difíciles de encontrar, o por los beneficios habituales de los gimnasios y las pokeparadas.

Si la revalorización de la compañía sigue subiendo, se espera que otras empresas del mundo sigan si ejemplo y les copien la estrategia, pagando para atraer mas público a sus tienda y retenerlos mas tiempo. De hecho, entre estas compañías ya figura Primark, que ha solicitado un acuerdo similar con los responsables del juego.

Y mientras tanto, los beneficios de Nintendo siguen aumentando...

¿Es este el reclamo definitivo para sacar de su casa a los Hikikomori?


Comments

comments powered by Disqus