Es conocida la falta de contacto físico en público entre los japoneses. No se dan besos en público, no se hacen actos de cariño e incluso es casi imposible verles cogidos de la mano. Sin embargo podemos verles frecuentemente saludando mediante reverencias, distintas dependiendo de la relación con el receptor.

De hecho, hay una reverencia para cada ocasión; incluso los amigos se saludan entre sí usándolas. En España nos puede parecer un saludo muy solemne, pero es una costumbre japonesa bien arraigada; hasta cuando contestan el teléfono hacen las reverencias como si el oyente les pudiera ver.

La técnica es simple; se trata de una inclinación de la parte superior del cuerpo y de la cabeza. La espalda debe quedar recta y la mirada debe dirigirse hacia abajo, salvo si hay confianza con nuestro interlocutor. Las manos deben colocarse a los lados del cuerpo en el caso de los hombres, y entrelazadas al frente en caso de las mujeres.

Según el nivel de formalidad y lo que se quiere expresar, se varia el grado de inclinación del tronco. Eso da lugar a cuatro tipos de reverencias:

  • Eshaku: Se trata de una reverencia de unos 15 grados de inclinación. Se utiliza entre compañeros de mismo rango en una empresa, o de un superior a sus subordinados.
  • Futsuurei: Se utiliza para saludar a un superior en una empresa, o a los clientes. La inclinación suele ser de unos 30 grados.
  • Teineirei: Esta reverencia implica una inclinación de 45 grados de inclinación. Es una forma de agradecimiento para alguien que ha hecho algo por nosotros, o para pedir perdón por un error cometido.
  • Saikeirei: Se utiliza para pedir un favor importante o para pedir perdón por un error grave cometido. La inclinación es de 90 grados.

Reverencias japonesas

Curiosamente, los maestros no necesitan hacer reverencias ante el emperador, ya que consideran que sin educadores no podrían existir los emperadores.

Para pedir perdón por errores muy graves, existe una forma llamada dogeza, o pedir perdón de rodillas. Esta es frecuente de ver en animes, pero en la vida real se utiliza en raras ocasiones.

Perdón por dogeza

De hecho, una de las pocas veces que la vimos en público fue cuando los encargados de la central nuclear de Fukushima pidieron perdón a la población japonesa, delante de las cámaras de televisión.


Comments

comments powered by Disqus