Muchas veces me he hecho una pregunta por pura curiosidad... ¿Cual es el valor que le dan los japoneses a la educación? La educación en Japón es una prioridad. Hoy os traigo la historia de Kyu-Shirataki, una estación que se mantiene en funcionamiento para una sola pasajera, estudiante de secundaria.

En la isla septentrional de Hokkaido, una línea ferroviaria durante años ha brindado servicio a un sólo pasajero: Kana Harada, una chica de secundaria que usa el tren para ir a su escuela.

Estación de Kyu-Shirataki

En 2013, Japan Railways, la compañía encargada de operar esta estación, había tomado la decisión de cerrar la estación de Kyu-Shirataki, debido a que el servicio de transporte de mercancías que existía en esta región se cerró, lo que provocó que el tráfico de pasajeros cayera drásticamente, agravado por ser una de las ubicaciones más remotas dentro del país.

En ese momento, un grupo de padres solicitó a Japan Railways que mantuviera abierta la estación, ya que era el único medio de transporte para que sus hijos pudieran asistir a colegio diariamente, a lo que la compañía accedió y al día de hoy sólo transporta a esta única estudiante que queda, quien se graduará el próximo 26 de marzo de 2016.

En esa fecha, la estudiante va a graduarse y no quedarán pasajeros, momento en el que la estación va a cerrar de forma definitiva, coincidiendo de paso con el cierre fiscal de la compañía.

Desde que esta historia saliera a la luz en los medios occidentales, no han faltado críticas a la rentabilidad de la decisión, debido a los elevados costes de mantener la estación y el poco retorno de la inversión que suponen los billetes de la chica. Sin embargo, para el gobierno japonés, la educación es una prioridad, y sufraga buena parte de los costes de mantenimiento de la estación.

Por su parte, Japan Railways ha tomado una decisión tan práctica como curiosa: ha adaptado sus horarios para hacer los de la chica. El tren se detiene en una estación dos veces al día, una para recogerla y otra para dejarla después que la jornada escolar ha terminado. Está previsto que la chica se gradúe a finales de marzo; hasta entonces, Japan Railways se ha comprometido a mantener este servicio.

Horarios de Kyu-Shirataki

Y como no podía ser menos...

Esta simpática historia ha terminado volviéndose una pesadilla para la interesada, quien ahora es acosada diariamente por fanáticos de la fotografía de trenes en Japón. A raíz de que en enero saliera a la luz su curioso itinerario al colegio desde la estación fantasma, estos aficionados a los trenes acudieron en masa hasta Kyu-Shirataki para hacerse con la mejor instantánea de la menor esperando el ferrocarril que para solo para ella.

Estos fanáticos son llamados tori tetsu, y buscan por todo el país las imágenes más bellas e impactantes que impliquen el protagonismo de un tren. Locomotoras atravesando campos de cerezos o ferrocarriles entre la nieve, son algunas de las instantáneas más cotizadas. A esta colección de fantasías sobre raíles se suma ahora la de esta adolescente, que, desde hace semanas, está sufriendo un auténtico acoso por parte de los fotógrafos aficionados.

La menor, según publican distintos medios, ha entrado en un estado de ansiedad provocado por este extravagante escenario al que se enfrenta a diario, y está considerando llegar al colegio utilizando otros medios de transporte.

Ganbatte Kana-san!


Comments

comments powered by Disqus