Hoy, con el frío que hace al salir a la calle en pleno invierno estaba aburrida; así que me he buscado algo que hacer: origami. Y como no, no hay mejor manera de iniciarse en el arte del origami que con una de las figuras más emblemáticas de dicho arte.

La grulla es uno de los animales mitológicos según la cultura japonesa considerados místicos o sagrados (junto con, por ejemplo, el dragón o la tortuga), y se dice que viven 1000 años.

Dice una antigua leyenda japonesa que cualquiera que doble mil grullas (una por año de vida de la grulla), obtendrá un deseo por parte de una grulla, o dependiendo de las fuentes, de los dioses. Según otras historias, en vez de un deseo, se te va a conceder suerte eterna, una vida larga, o la recuperación de una enfermedad.

Esto convierte el millar de grullas, llamadas senbazuru, en un regalo especial para amigos y familiares. De hecho, son un regalo de bodas tradicional de un padre a la pareja de recién casados, deseando una millar de años de felicidad y prosperidad a ambos. Sin embargo, según otras fuentes, el deseo solo se concede a la persona que las dobló.

En los templos de Japón, los grupos escolares o individualmente, donan grupos de 1000 grullas como una plegaria para la paz mundial. Estas grullas se exponen a los elementos, y se dejan a merced de los elementos; supuestamente, el deseo se va concediendo a medida que los elementos degradan las grullas.

Incluso en la agencia espacial JAXA, doblar 1000 grullas es una de las pruebas para los potenciales astronautas...

Instrucciones

Os dejo las instrucciones para doblar la grulla para el que lo quiera intentar:

Grulla origami

Y si lo preferís, en versión vídeo:

Suerte para todos vosotros!


Comments

comments powered by Disqus