Una de las cosas que más me llama la atención de la comida japonesa es su simplicidad; platos saludables que puedes hacer sin mucho esfuerzo y que hacen una comida magnífica cuando se sirven juntos. Hoy vamos a exponer una de ellos de la família de los jobisai, el kinpira.

En japonés se denomina jobisai a los platos que se pueden conservar en el refrigerador por varios días. El kinpira es uno de los más populares. Los jobisai desempeñan un papel importante, ya que en la cocina japonesa se busca lograr un buen equilibrio nutricional comiendo una variedad de platos acompañados de arroz blanco.

Plato de kinpira

A base de estos platos saludables podemos montar una comida tradicional japonesa como la que ya vimos en otro artículo.

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 200g de zanahorias
  • 1/2 chile
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 4 cucharadas de salsa de soja

Preparación

  1. Pele las zanahorias y córtelas en juliana de 5 cm de largo y 3 mm de ancho. Si utiliza chile seco, póngalo en remojo hasta que se ablande. Deseche la parte del tallo y las semillas. Córtelo en aros de unos 2 mm de espesor.
  2. Caliente el aceite en una sartén a fuego medio y sofría la zanahoria. Tape la sartén cuando la zanahoria se ponga traslúcida y siga cocinando 2 a 3 minutos a fuego bajo.
  3. Destape la sartén cuando la zanahoria esté cocida pero firme, agregue el azúcar, la salsa de soja y el chile y cocine a fuego medio hasta que no quede más humedad.

Kinpira - paso 1

Kinpira - paso 2

¡Itadakimasu!


Comments

comments powered by Disqus