Seguimos esta vez con la serie de artículos dedicados al furikake casero. Esta vez queremos darle a nuestros obentos un toque vegetal, con un bonito color verde oscuro, y para ello utilizaremos unas espinacas, que quedan preciosas encima de nuestro bol de arroz, aunque podemos sustituirlas por otras verduras disponibles.

Para tener un buen furikake es necesario cumplir con unas reglas básicas:

  • Debe estar bien seco, para su fácil conservación. Eso significa que lo podemos hacer en cantidad.
  • Debe estar convenientemente troceado o molido, para su fácil aplicación.
  • Debe añadir sabor propio a los alimentos que acompañen.
  • Debe ser atractivo a la vista.

Con estas directivas, podemos hacer volar nuestra imaginación y hacerlo de ingredientes que podamos encontrar de forma fácil en nuestro país, o simplemente elegir aquellos sabores que nos son más familiares y/o agradables. Las posibilidaes son infinitas.

Hoy vamos a hacer furikake con verduras, concretamente con espinacas, porque me apetecía un toque vegetariano y porque es muy fácil de encontrar, además de barato.

Bol de arroz con furikake de espinacas

Ingredientes

  • 150 g de espinacas (si no consigue, use cualquier otra verdura de hoja verde oscuro)
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo blanco

Preparación

  1. Lleve a ebullición una olla bien llena de agua.
  2. Agregue la espinaca, que habrá lavado cuidadosamente primero, y hiérvala a fuego fuerte alrededor de 1 minuto.
  3. Retire la espinaca a un bol con agua para enfriarla.
  4. Divida la verdura en dos manojos. Exprima bien cada manojo con las manos para quitarle la humedad y séquelo con un paño o papel de cocina.
  5. Elimine la parte inferior de los tallos. Comenzando por ese extremo, corte los tallos en trozos pequeños de unos milímetros de lado. Cuando llegue a las hojas, córtelas en tiras a lo largo y después, empezando por un extremo, córtelas en trozos pequeños. Exprima bien la espinaca nuevamente para eliminar la humedad.
  6. Ponga las espinacas en una olla o sartén y tuéstela a fuego medio.
  7. Use una espátula de madera para esparcir la espinaca sobre el fondo de la olla, revolviéndola para evaporar la humedad. Hágalo varias veces.
  8. Una vez que haya eliminado la mayor parte de la humedad, baje el fuego a lento. Si la espinaca se pega a la olla, apague el fuego y revuelva para desprenderla. Siga tostando la espinaca otros 2 a 3 minutos, deshaciendo los bultos que se formen.
  9. Agregue 1/4 de cucharadita del sal y 2 cucharaditas de semillas de sésamo. Revuelva bien la mezcla y tuéstela un poco más.

TRUCO: Le llevará de 7 a 8 minutos tostar todos los ingredientes del condimento de espinaca, después de lo cual estará listo para usar.

Tostado del furikake de espinacas

Itadakimasu!


Comments

comments powered by Disqus