Como ya sabemos, el arroz es una parte muy importante de la dieta japonesa. La mayoría de recetas lo preparan como arroz blanco, solamente lavado y hervido. Aquellos que preparamos bentos podemos acabar relamente hasta las narices, a menos que lo decoremos de alguna forma que nos parezca algo imaginativa.

Lo que poca gente parece pararse a pensar es que el arroz blanco combina con absolutamente todo. Sea para rellenar una sopa, acompañar otros platos o consumido solo, no tenemos que conformarnos con el típico arroz blanco, y lo podemos decorar con otros alimentos, para darles color y un toque un poco más imaginativo.

Una de estas ideas es el hanami gohan, que consiste en decorar el arroz -sin quitarle el protagonismo- a base de guisantes o edamame. Tan simple y efectivo como juntarlo con una cantidad moderada de otros elementos que le den color, sabor, y un poco de vida.

Bento hanami gohan

Ingredientes (para 4 comensales)

  • 500 ml de arroz
  • 600 ml de agua
  • 100 g de edamame o guisantes verdes (frescos o congelados)
  • 1 cucharadita de sal

TRUCO: El arroz puede acompañarse con karaague (pollo frito al estilo japonés) o con tamagoyaki (tortilla), para formar un obento de una simplicidad y sabor extraordinarios.

Preparación

  1. Lave el arroz en un tamiz o colador, escúrralo y póngalo en una olla. Agregue 600 ml de agua y deje reposar durante 30 minutos para que el arroz absorba agua.
  2. Mientras tanto, extraiga los edamame o guisantes de las vainas y lávelos.
  3. Agregue una cucharadita de sal al arroz y coloque los edamame o guisantes encima. Tape la olla y caliente a fuego medio. Cuando hierva, baje el fuego y siga cocinando a fuego lento durante 12 minutos. Apague el fuego y deje reposar durante 10 minutos, sin quitar la tapa, para que el arroz termine de cocerse con el calor residual.
  4. Quite la tapa y remueva el arroz cuidadosamente con una cuchara de madera desde el fondo de la olla, tratando de no aplastar los guisantes.
  5. Antes de poner el arroz en la caja de almuerzo, moje el interior con agua para que el arroz no se pegue. Ponga el arroz en la mitad izquierda de la caja.
  6. Haga un pequeño recipiente de papel de aluminio para poner el acompañamiento evitando que los condimentos toquen los demás alimentos. Coloque el recipiente con el acompañamiento en el rincón superior derecho de la caja.
  7. El karaage (pollo frito) puede colocarse en el centro, y el tamagoyaki, cortado en lonjas, en el rincón inferior derecho. Para un toque más bonito, se pueden poner flores hechas con zanahorias, que es un bonito detalle estacional.

TRUCO: El paso 3 se puede cambiar por el uso de una arrocera. Esto nos ahorra tiempo y nos asegura que nos queda siempre bien hecho. Las cantidades de arroz y agua varian segun la máquina, rondando habitualmente el 5:4 (5 de agua y 4 de arroz).

Itadakimasu!


Comments

comments powered by Disqus