El concepto de uchi y soto es uno de los aspectos únicos de la cultura japonesa. Este concepto es la clave para entender la sociedad japonesa y explica porqué los japoneses se comportan de la forma en que lo hacen, y como ven y tratan a los extranjeros en Japón.

Las palabras uchi y soto explican un atributo cultural bastante arraigado en la sociedad japonesa que nos ayudará a entender las relaciones sociales entre personas, así como la cercanía o distancia entre individuos en Japón.

El significado literal de la palabra uchi es dentro o casa mientras que el de la palabra soto es fuera. Mediante estos dos conceptos los japoneses clasifican la gente que los rodea: los de dentro, y los de fuera. La forma como te comportas, de cómo tratas, hablas o de como te relacionas con la gente de cada uno de estos dos grupos es muy diferente en Japón.

Dentro del grupo de uchi estaría nuestro círculo y entorno más próximo como nuestra familia, nuestros amigos más cercanos, nuestra ciudad y prefectura, colegio, universidad, la empresa donde trabajamos, etc.

Uchi y soto

Los japoneses tienen un sentimiento de colectivo bastante fuerte, de compañerismo y una profunda conciencia de solidaridad cuando pasan a pertenecer a un sitio u organización, pasando a dar prioridad absoluta a la harmonía del total del colectivo por encima de la opinión o preferencias del individuo. Así pues intentan siempre ayudar a la gente de su entorno próximo (la gente del uchi).

En el grupo de soto sería todo lo que es más externo a ti pero que en cierta medida tiene algún tipo de relación contigo, como pueden ser los clientes de la empresa, conocidos lejanos, gente extranjera, etc. A la gente que consideran soto los tratan de forma cortés y respetuosa aunque a veces un poco fría pues en el fondo existe el sentimiento de no eres de mi círculo próximo o no perteneces a mi grupo uchi.

Los extranjeros que viven en Japón seguro que os podrán hablar bien de este sentimiento de no permanecer al grupo, y es que al haber sido un país cerrado durante tantos años, aún se ve en cierta manera a la gente extranjera como una amenaza para el grupo, en el cual es difícil entrar y romper barreras de buenas a primeras. Eso sí, una vez integrados y ya paséis a formar parte del grupo uchi, encontraréis en los japoneses a los compañeros más fieles y los mejores amigos.

En Japón existen locuciones como uchi no daigaku, uchi no kaisha (nuestra universidad, nuestra empresa) usando la palabra uchi para nombrar todo lo que está en nuestro entorno próximo.

Con la gente de nuestro grupo uchi se comportan de forma natural y tal como somos, mientras que con la gente de soto aplicarán las reglas sociales y de cortesía que correspondan en cada caso. Entrando en escena los códigos de conducta sociales de honne (sentimientos verdaderos) y tatemae (comportamiento en público o fachada) de los que ya hablaremos en el futuro.


Comments

comments powered by Disqus