Hoy vamos a hablar de furikake, que es ampliamente utilizado en Japón. El furikake es un condimento seco de la cocina japonesa que puede añadirse a distintas elaboraciones, siendo principalmente destinado para espolvorear sobre el arroz, los fideos o la sopa. Su nombre viene del furikakeru que significa espolvorear, salpicar.

Furikake con arroz

Podríamos decir que el furikake es el condimento seco japonés que enriquece de aromas y sabores muchos platos, igual que hace la dukkah en la cocina egipcia, cada uno con los ingredientes característicos de su gastronomía. Si en la dukkah predominan frutos secos y especias, en el furikake son protagonistas las algas, el pescado y el sésamo.

Como comentábamos, el furikake es un condimento seco, es decir, se compone de ingredientes que están deshidratados, y hay tantas variedades como ingredientes de estas características; los deshidratados y liofilizados cada vez son más variados, por lo que también aumentan las posibles combinaciones para hacer furikake, sobre todo cuando nos lanzamos a elaborar este condimento en casa.

El furikake japonés se puede encontrar preparado en comercios de alimentación asiática y en tiendas especializadas, y suele presentarse en bolsitas o en tarros de cristal o plástico. Algunos de estos preparados cuentan con ingredientes difíciles de encontrar en nuestro mercado, aunque hoy en día se puede comprar en internet casi de todo.

Entre las variedades de furikake más populares podemos mencionar el de bonito seco o katsuobushi, que puede combinarse con alga nori, sésamo y alguna verdura. Según el ingrediente principal que compone el furikake, éste adopta un nombre complementario, por ejemplo el preparado con katsuobushi sería katsuo furikake, o norikatsuo si además contiene alga nori.

La verdad es que aquellos platos a los que le falta sabor o color, quedan fácilmente mejorados con el simple gesto de espolvorear furikake. De esta forma, un sencillo bol de arroz se convierte en un manjar delicioso y atractivo a la vista. Además, se puede comprar o preparar en cantidades grandes y nos puede solucionar la comida para uno de esos dias que no tenemos ganas de prepararnos la comida.

Continuamos mencionando ingredientes que habitualmente forman parte del furikake, como el alga kombu (entre otras algas además del nori ya mencionado), la caballa, el salmón u otros pescados secos, el shiso, el té verde, el huevo, los guisantes, la zanahoria, el wasabi, el natto, la salsa de soja o el sake. Como sucede con muchos productos preparados, a estos ingredientes se le incorporan potenciadores del sabor, como el glutamato monosódico, conservantes, colorantes y otros.

En siguientes artículos iremos mostrando algunas recetas caseras de furikake, con ingredientes relativamente fáciles de encontrar, complementándolas con elaboraciones completas, es decir, platos de arroz, pasta, sopas, sushi y seguramente, en algunos platos de cocina fusión.


Comments

comments powered by Disqus