Edamame es el nombre de una leguminosa originaria de Japón que está teniendo tanto éxito en el mundo de la salud como la soja; se trata un brote joven de soja, cosechado antes de que éste madure y se puede comprar con o sin cáscara, ya sea fresca o congelada.

Es un alimento libre de colesterol y gluten, baja en calorías y una excelente fuente de proteínas, hierro y calcio. Además, es altamente beneficiosa para la salud.

Plato de edamame

Aquellos a los que os dé pereza ir a tiendas especializadas, ya no tenéis excusas: hay una conocida cadena de supermercados que los tiene en su sección de congelados a un precio muy razonable.

Beneficios para la salud

Enfermedades cerebrales relacionadas con la edad: Las personas que consumen abundantes cantidades de edamame o soja tienen, en general, menos incidencia en trastornos de este tipo relacionados con la edad.

Enfermedades cardiovasculares: El consumo de la proteína de soja/edamame como una alternativa a la proteína animal disminuye los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), que a su vez disminuye el riesgo de la aterosclerosis y presión sanguínea alta.

Cáncer de mama y cáncer de próstata: La genisteína, la isoflavona predominante en la soja, contiene propiedades antioxidantes que inhiben el crecimiento de las células cancerígenas en estos dos tipos de cáncer. Por ejemplo, 10mg de edamame o soja al día pueden disminuir el desarrollo del cáncer de mama en un 25%.

Depresión: El edamame ayuda con la depresión mediante la prevención de un exceso de homocisteína en el cuerpo, lo que puede evitar que la sangre y otros nutrientes lleguen al cerebro. El exceso de homocisteína interfiere en la producción de las hormonas que nos hacen sentirnos bien como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que regulan no sólo el estado de ánimo, sino también el sueño y el apetito.

Diabetes: Las personas que sufren de diabetes tipo 2 a menudo experimentan la enfermedad de riñón, causando el cuerpo para excretar una cantidad excesiva de proteínas en la orina. Evidencia de un estudio reciente ha indicado que los que consumían sólo la proteína de soja en su dieta excreta menos proteínas que las que consume sólo la proteína animal.

Fertilidad: Las mujeres en edad fértil que consumen más hierro de fuentes vegetales como el edamame/soja, las espinacas, la calabaza, los tomates o las remolachas tienen más posibilidades de quedarse embarazadas, según un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard (EEUU).

Niveles de energía: La falta de hierro en la dieta también puede afectar a la eficiencia con que el cuerpo usa la energía. El edamame es una gran fuente de hierro, junto con las lentejas, las espinacas y los huevos.

Osteoporosis: Las isoflavonas de la soja o el edamame son conocidas por disminuir la pérdida ósea y aumentar la densidad mineral ósea durante la menopausia.

Preparación

Preparar Edamame es muy fácil, sólo tienes que introducir las vainas de soja verde sin descongelar en agua hirviendo con sal entre 3 y 5 minutos, escurrir y ¡listo!

Cocinando edamame

Normalmente nos lo sirven con la cáscara, ya hervidos; se comen tal cual, como si de un snack se tratara. Sin embargo también es frecuente que acompañen a otras elaboraciones, como por ejemplo, sopas o arroces (aunque en estos casos ya no lleven cáscara).

Como se comen?

Cuando te los sirven en una bandeja, con la cáscara, muchos no saben como se comen. La parte importante es que la cáscara no se come. A vuestro criterio queda si las queréis pelar antes de comerlas o os atrevéis con el estilo tradicional.

La manera tradicional consiste en aprovechar que el vapor o agua hirviendo ha abierto uno de los lados de la cáscara; con un poco de presión por debajo, el "guisante" oculto sale de la cáscara directo a nuestra boca.

Es fácil pillarle el truco a la maniobra, pero para aquellos a los que os cueste, hay llaveros que simulan este gesto, y se pueden encontrar por internet:

Llavero edamame

Cerveza y edamame

Tradicionalmente, se dice que los edamame son buenos compañeros de una cerveza, y recientes estudios indican que no es un mal matrimonio, más allá de ser comida para que la ingesta de alcohol no venga en ayunas.

Los edamame son una gran fuente de metionina, un aminoácido que protege el hígado, además de contener también vitaminas B1 y C, que ayudan a eliminar el alcohol. Así pues, tomar edamame con una buena jarra de nama biru o cerveza de barril nos ayudará a reducir los efectos negativos del alcohol.

Edamame y cerveza

¡Kanpai!


Comments

comments powered by Disqus