Siempre se ha dicho que la comida japonesa se come con los ojos, además de con la boca. Esto es especialmente cierto en aquellas comidas que se hacen para ser bonitas y llamativas. Algunos platos llevan a niveles de belleza insospechados, con relativamente poco trabajo; como esta belleza de sushi.

La makis de flor de sakura

Sakura sushi

Realmente no es tan complicado como parece; basta con un poco de "algo" que pinte el arroz para que forme nuestra textura de color. El resto es solo una mañosa aplicación de la esterilla de bambú.

Sin mas preámbulos, os pongo el vídeo:

Lo máximo que yo he conseguido

La verdad es que parecía más fácil de hacer cuando empecé a planificar este artículo, pero como soy patosa, no me salió demasiado bien. Sin embargo, la idea de "pintar" el arroz es muy buena y puede dar ejemplos muy llamativos, como el que acabé llevándome a la oficina:

Sushi de colores

Otros ejemplos de arte culinario

La gente que se realmente se lo curra puede llegar a hacer auténticas obras de arte con estas dos técnicas:

  • Pintar el arroz con algún colorante
  • Darle forma con el nori y la esterilla de bambú

Así que podemos encontrar por internet cosas como estas...

Sushi de gatos

Sushi variado en plato

Sushi de scream

Y con esto vais a ser la envidia de la oficina


Comments

comments powered by Disqus