Parece haber llegado una ola de calor en mi ciudad, y con ella apetece montar un picnic, aunque sea en un parque cercano. Como no dispongo de mucho tiempo para hacerlo, pensé en alguna comida sencilla para hacer, y aunque todos pensamos en los onigiri, últimamente he descubierto los onigirazu.

Se trata de un sándwich como cualquier otro, pero con arroz en vez de pan de molde y todo recogido mediante un envoltorio de alga nori. En cuanto al relleno, no hay limitaciones, pudiendo poner dentro lo que más os apetezca.

Onigirazu acabado

En vez de darle forma de bola o triángulo con las manos, el arroz sin compactar se esparce sobre una hoja de alga nori. Luego ponemos el relleno que queramos y finalmente aplicamos otra capa de arroz. El último paso consiste en doblar el alga como si se tratara de un envoltorio de regalo, para acabar cortando cuando el alga se pegue.

Los onigirazu están muy de moda en Japón porque ofrecen un bocado más completo y un sabor más repartido que el onigiri, porque si bien en el onigiri hay una mayor proporción de arroz (y de hecho, algunos bocados son únicamente de arroz hasta que llegamos al relleno), en el onigirazu todos los ingredientes están más repartidos y por lo tanto se saborean desde el primer mordisco.

Para aquellos que sean artistas, cabe indicar que tenéis un montón de opciones. Podéis jugar con los colores y poniendo los ingredientes de manera armónica, para que al cortarlos queden bien bonitos.

Se trata de una receta extremadamente sencilla y fácil de hacer, incluso con niños. Añadimos a eso lo prácticos que son de llevar y comer, y su magnífico sabor... Y ya tardáis en intentarlo.

TRUCO: Esta receta combina con una taza de té verde japonés, por ejemplo con sencha o genmaicha.

Esta es la receta:

Onigirazu instrucciones

  1. Ponemos una base de arroz encima del alga nori, con cuidado de dejar alga suficiente para el envoltorio.
  2. Le ponemos encima el relleno que nos apetezca.
  3. Ponemos otra capa de arroz para tapar el contenido, actuando como la segunda rebanada de pan.
  4. Doblamos dos de las puntas hacia adentro para hacer el envoltorio.
  5. Doblamos la tercera punto como si de un sobre se tratara.
  6. Y doblamos la cuarta para cerrar completamente el envoltorio.

Solo quedaría esperar un poco para que el alga se pegue. Ayuda poner un peso encima, aunque vale girar la cara de las puntas hacia abajo, para que el mismo arroz haga de peso. Tras la compactación, solo nos queda cortar el sándwich con un cuchillo mojado, para que no se pegue.

Podéis rellenar con queso y pavo, atún y mayonesa, relleno vegetal, o incluso un buen tonkatsu con su salsa. Sed creativos.

¡Itadakimasu!


Comments

comments powered by Disqus