Ya sabemos la importancia de los encurtidos en la cocina japonesa, y sospechamos de los múltiples beneficios que aportan a nuestro organismo. Además suponen una forma magnífica de añadir verduras de fácil preparación a nuestra dieta. Hoy os traigo dos recetas de encurtidos caseros altamente inspiradas en los encurtidos japoneses.

Personalmente me gusta tener varios tarros de encurtidos caseros, que se pueden usar en la confección de nuestros bentos, solamente añadiendo arroz y algún otro elemento, que por mi gusto personal, suele ser algo altamente proteico.

Algunos de los ingredientes pueden ser un poco difíciles de conseguir en las superficies comerciales habituales. Por mi parte, no tuve problemas por encontrar una tienda especializada.

Pepino encurtido

Encurtido casero de pepino

Ingredientes

  • 1 pepino
  • 1 cucharada de sal gorda
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de arroz
  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 1 cucharilla de azúcar
  • 1 diente de ajo entero
  • 1 cm de jengibre entero

Preparación

  1. Cortar el pepino en dados o trozos.
  2. Poner en un cuenco y echar la sal para que echen agua. Dejar 10 minutos.
  3. En una cacerola pequeña calentar un poco el vinagre y la soja y disolver el azúcar. Cuando el azúcar esté bien disuelto sacar del fuego, añadir el diente de ajo sin pelar y el trozo de jengibre entero. Dejar enfriar.
  4. Poner los trozos de pepino en la salmuera con el diente de ajo y el jengibre y dejar macerar en la nevera dos horas. Luego retirar el ajo y el jengibre y servir.
  5. Lo podéis guardar en un tarro de cristal si os queda alguno.

Rábano alargado agridulce

Encurtido casero de rábano

Ingredientes

  • 3 rábanos alargados o si no tenéis, de los redondos (unos 5 o 6)
  • 1 trozo de alga konbu
  • 6 cucharadas soperas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada sopera de azúcar de caña
  • 1 cucharilla de sal

Preparación

  1. Lavar bien y cortar los rábanos en rodajas muy finas y reservar en un cuenco con tapa, mejor si es de cristal.
  2. Poner el vinagre, al sal y el azúcar en un cazo pequeño. Calentar a fuego lento hasta que se disuelvan.
  3. Retirar del fuego y añadir el trozo de alga.
  4. Poner la mezcla en el cuenco de los rábanos y dejar macerar al menos dos horas.
  5. Retirar el alga y servir.

Comments

comments powered by Disqus