Los onigiri son bolas de arroz, de uso común en la gastronomía japonesa. Son extremadamente baratos, saludables y cómodos de transportar, lo que los hace ideales para comidas al aire libre. Su éxito está consiguiendo que las gastronomías de todo el mundo las adopten y las adapten a sus gustos.

Onigiris

Se forman a base de arroz con forma redondeada, triangular, cilíndrica o de cualquier forma. A veces va envuelta en alga nori y, tradicionalmente, llevan un relleno, de entre una amplia variedad de sabores. No es infrecuente ver versiones salteadas a la parrilla, o aderezadas con soja y furikake. Además, y a diferencia del sushi, no llevan vinagre de arroz; lo que hace que sean apetecibles a todos los gustos.

Se dice que su origen se remonta al siglo 17, siendo consumido por los samurai, que llevaban bolas de arroz en una envoltura de bambú; se trataba de una comida rápida en tiempos de guerra. Sin embargo, podemos encontrar referencias escritas en el período Nara (años 710-794).

Hoy en día se pueden encontrar en cualquier tienda o combini por un precio cercano a los 100 yenes, o lo que es lo mismo, menos de 1 euro. Durante mi viaje a Japón en el 2013 fueron un desayuno perfecto, un snack mejor todavía, y un complemento a mis tardes delante de una deliciosa taza de té.

Onigiris en un conbini

Suelo llevar onigiri en un obento para mi trabajo, debido que son muy saludables, sabrosos y de muy bajo coste.

Preparación

La preparación de los onigiri no tiene ninguna complicación; se trata solamente de dar forma a un puñado de arroz. El método de cocción es el de siempre, solo que no se le pone vinagre de arroz. De hecho, yo las hago a partir de arroz normal, previamente lavado y pasado por la máquina de arroz, sin alga.

Dando forma a los onigiris

Hay muchas variantes en la manera de dar forma al arroz, con variantes de lo mas interesantes:

  • Humedeciendo las manos para que no se nos enganche el arroz
  • Usando unos moldes diseñados a tal efecto
  • Aplastando el arroz contra la mesa con un vaso, usando un molde de galleta para que no se nos escape
  • Usando una bolsa de plástico; la idea es hacer una especie de torniquete para apretar el arroz dentro

La variante mas aceptada es hacer un agujero con el dedo en el arroz, para poner un relleno al gusto. Luego se tapa con un poco de arroz y ya podemos comprimirlo con la forma deseada. Luego se suele vestir con alga nori.

Otras variantes consisten en mezclar previamente furikake o soja con arroz, de forma que la bola queda decorada con otros colores. Hay quien les da una vuelta de calor en una sartén para darles un toque crujiente.

Onigiris variados

En cuanto a rellenos, las posibilidades son infinitas: algas, atún y mayonesa, ciruelas, salmón, curry, tenpura, pollo o tortilla. De hecho, podéis poner lo que os apetezca; desde queso, pasando por frankfurt, y chorizo. Personalmente suele hacerlos de paté, especialmente el de salmón, que me reduce mucho el tiempo de preparación del relleno.

Degustando la comida con la vista

Cuando el onigiri va destinado a un chico especial o a niños pequeños, muchas mujeres se lo curran de verdad. Con un poco de imaginación y un poco de alga nori, se les pueden hacer caras a las bolas de arroz; esto aumenta el efecto kawaii de nuestra comida e incluso nos puede hacer sentir pena por tan delicioso alimento. Os pongo algún ejemplo:

Onigiris en forma de panda

Me está entrando mucha hambre...


Comments

comments powered by Disqus