La salsa teriyaki es una salsa que se utiliza en la cocina japonesa, que tiene multitud de usos en la cocina diaria y que da nombre a una técnica de cocción, en la que los alimentos son asados (al horno o a la parrilla), pintados en la misma salsa teriyaki.

Esta salsa se vende hecha en tiendas especializadas en alimentación oriental, y es altamente utilizada también en otros platos. Sin embargo, su realización casera es muy simple y vale la pena tener un bote preparado.

La receta en sí es muy simple: se trata de una mezcla de azúcar o miel, sake o mirin, salsa de soja y dashi; se reduce a fuego lento como si de un caramelo se tratara. Se le puede poner otros condimentos, como sésamo, ajo o jengibre.

Algunos de estos ingredientes son difíciles de encontrar o directamente bastante caros, aunque la cantidad de salsa que se consume en cada comida es poca. En esta versión, voy a substituir los ingredientes por algunos mas simples de la cocina diaria en mi país.

Ingredientes

  • 1 taza de salsa de soja
  • 1 taza de azúcar
  • 1/2 taza de sake o mirin (en mi caso, vino blanco)
  • 1/2 taza de caldo (por ejemplo, hecho con polvo o pastillas)

Preparación

  1. Añadimos en un cazo el caldo, el vino, la salsa de soja y el azúcar.

  2. Ponemos el cazo en el fuego. La idea es que llegue a ebullición, que permite al alcohol evaporarse. Removed de vez en cuando.

  3. Cuando haya llegado a ebullición, mantener el fuego a un nivel bajo o medio. Se trata de reducir la salsa un poco para que se vuelva un poco viscosa. En mi caso, suelo dejarlo unos 10-15 minutos.

  4. Transcurrido el tiempo de reducción, se apaga el fuego y se deja reposar. En este punto se va a espesar un poco mas.

  5. A partir de aquí, la salsa está lista y se puede dejar enfriar, para ponerla en un bote. Al contener alta cantidad de azúcar, la salsa se conserva bastante bien.

Salsa teriyaki


Comments

comments powered by Disqus